TULIPANES

La guía completa

 

Tulipa hybr. Los tulipanes tienen su origen en las regiones áridas de Asia Central. Las especies originales tienen una gama de colores limitada, en su mayoría rojos y amarillos, y tienden a tener flores más pequeñas que los cultivares e híbridos modernos, que vienen en colores fuertes y brillantes y tonos pastel. Esto hace mucho más fácil conformar el diseño de camas de flores con esta planta. Aprender a cuidar los tulipanes hará que agregar estas flores a tu jardín sea fácil.

Las variedades de tulipanes más adecuadas para su cultivo como planta de interior son los híbridos de floración precoz, de pequeño tamaño, con hojas pequeñas y flores grandes sostenidas por tallos cortos. Los bulbos son ovales, de 3-5 cm de anchura, y están recubiertos por una túnica parda. Las hojas son lanceoladas, de 15-25 cm de longitud, y que aparecen en número de 2 a 6 en cada planta. Todos los tipos de cultivares alcanzan una altura máxima de 40 cm.

 

Variedades del tulipán

La gama de variedades y especies disponibles es extremadamente amplia, lo que hace que los tulipanes sean muy usados tanto en flor cortada para eventos tradicionales como para usarlos en borduras y parterres.

Los cultivares, todos ellos de floración precoz, pueden presentar flores simples o dobles. Entre los primeros pueden citarse: T. Bellona, de color amarillo oro; T. Diana, con los pétalos blancos; T.Brilliant Star, con flores de color rojo intenso; T. Pink Beauty, de color rosa intenso con bandas blancas. Con corola doble: T. Electra, púrpura claro con los bordes de color rosa pálido; T. Madame Testout y Peach Blossom, de color rosado; T. Schoonord, con los pétalos blancos; T. Marechal Niel, amarillo con difuminados de tonos naranja.

 

Cuidados del tulipán

Los tulipanes son generalmente bastante fáciles de cuidar. Los bulbos se pueden dejar en el suelo de año en año para que vayan rebrotando tras los períodos de descanso. Debido a que los bulbos inactivos necesitan condiciones cálidas y secas en verano, se pueden levantar una vez que el follaje se ha marchitado, y almacenarse en bandejas en un lugar seco fuera de la luz solar directa para madurar, hasta volver a plantar en otoño. O bien, se pueden sacar si se necesita el suelo para otras plantas.

Los que se usan en los esquemas formales de cama generalmente se levantan para dejar espacio para exhibiciones de verano.

Cuando se cultivan en exhibiciones más informales en bordes mixtos, los bulbos se pueden dejar en el suelo y generalmente funcionarán bien durante varios años, siempre que el sitio esté cálido y seco, y los bulbos inactivos no se vean eclipsados ​​por demasiado follaje. Incluso estos se beneficiarán de levantar y replantar cada 4 a 5 años.

Cuando terminan de florecer, los bulbos comienzan a aumentar su fuerza y ​​producen sus capullos para el año siguiente. Esta es la época más importante del año y cuando las plantas necesitan un poco de cuidado y atención.  Tan pronto como las flores se hayan secado, córtalas de base pero deja que los tallos y las hojas de la flor mueran naturalmente. No caigas en la tentación de quitar el follaje antes de que se vuelva amarillo o marrón ya que los bulbos necesitan las hojas para alimentarlos.

Pueden aumentar su fuerza aún más, dándoles un alimento líquido cada 10 a 14 días mientras todavía están en la hoja.

 

Cuidados del tulipán como planta de interior

Los tulipanes se cultivan por su floración en interior (entre diciembre y marzo) y se mantienen durante un solo año. Al siguiente otoño, los bulbos deben plantarse al aire libre, en cuyas condiciones florecerán los años siguientes. Se plantan los bulbos en octubre (con plantaciones escalonadas pueden obtenerse floraciones sucesivas durante varios meses), en sustrato a base de mantillo, turba y arena a partes iguales, con la extremidad del bulbo apenas sobresaliendo del suelo. El sustrato ha de mantenerse constantemente húmedo. Las macetas se mantienen en la oscuridad a unos 10ºC, o se cubren con plástico negro hasta que las hojas hayan alcanzado una longitud de 5-6 cm (lo que tarda unas 8-10 semanas). A continuación se exponen gradualmente las plantas a temperaturas superiores y a la luz. Las temperaturas de incubación han de ser inferiores a 16ºC hasta que no apunten los esbozos florales.

 

Cuidados del tulipán como planta de exterior

Los bulbos de tulipán se plantan en otoño. Antes se aconsejaba  plantar bulbos de tulipán en noviembre para ayudar a prevenir que contrayeran la enfermedad de los tulipanes Botrytis tulipae (fuego del tulipán), pero no hay pruebas de que esto tenga algún efecto y la mayoría de los expertos ahora recomiendan plantar con todos los demás bulbos de floración primaveral.

Excava hoyos de plantación lo suficientemente profundos para que el bulbo esté cubierto con el doble de su altura de tierra o compost; entonces un bulbo de 5 cm de altura se planta en un agujero de 15 cm  de profundidad. En suelos ligeros y arenosos, vale la pena plantar más profundamente, hasta 20 cm. En suelos arcillosos pesados, puedes plantar un poco más superficialmente o plantar en una capa de arena  de 2,5 cm de espesor para mejorar el drenaje.

Para exhibir más colorido , no plantes bulbos individualmente, sino en grupos con bulbos separados 10-20cm dependiendo de su altura de crecimiento. Si se pierde la plantación de bulbos en otoño, la mayoría de los centros de jardinería venden una selección de bulbos en macetas en invierno y primavera. Se pueden plantar en borduras, parterres de flores y en macetas.

 

Iluminación del tulipán

A pleno sol

Temperatura del tulipán

La mayoría de los tulipanes necesitan al menos 12-14 semanas de frío para que florezcan. Esto hace que sea difícil cultivar tulipanes en climas cálidos  o  tropicales, pero no imposible. El período frío normalmente lo da la naturaleza cuando la temperatura del suelo cae por debajo de los 13 ºC. En climas cálidos donde la temperatura del suelo no desciende (lo suficiente) por debajo de los 13 ºC, puedes engañar al bulbo para que piense que ha pasado por un frío invierno bajo tierra. Los tulipanes pueden comenzar su período de enfriamiento a partir de mediados de septiembre. Antes de mediados de septiembre, no están listos para su sueño de invierno.  Esto se puede hacer fácilmente metiendo los bulbos en tu frigorífico de 6 a 16 semanas, dependerá  de tu clima o de la  temperatura del suelo. Coloca los bulbos en una bolsa ventilada (de papel),  o en bolsas de malla o de  cebolla o cartones de huevos. No los almacenes al lado de la fruta, especialmente al lado de manzanas, porque  toda la fruta que está madurando emite gas etileno, lo que matará  o dañará la flor dentro del bulbo. Los bulbos de tulipán deben comenzar su período de frío antes del 1 de diciembre. No compres bulbos después del 1 de diciembre a menos que estén “preenfriados” y se almacenen fríos en el lugar donde los compraste. Los bulbos pueden almacenarse fríos durante varios meses. Mantenga los bulbos en el refrigerador hasta plantar. Es muy importante llevarlos directamente del refrigerador a su sitio de siembra, no deben enfriarse hasta tener contacto con la tierra.

Sustrato

Arcilloso y arenoso, con pH neutral, húmedo pero bien drenado.

 

Enfermedades más comunes del tulipán

  • La enfermedad más común de esta bulbosa es el fuego del tulipán (Botrytis tulipae),cuyos síntomas se muestran en hojas que se curvan y se deforman y hay manchas de color gris que se expanden muy rápido bajo condiciones de elevada humedad relativa y temperatura.
  • Fusariosis (Fusarium oxysporum) es otra infección provocada por un hongo que pudre  la base o del corazón del bulbo. Para evitarlo, es mejor secar los bulbos y almacenarlos en lugares que estén bien ventilados.
  • Mal del esclerocio (Sclerotium tulipae), se produce cuando no hay brotación y el micelio del hongo encuentra en el cuello del bulbo dando un aspecto blanquecino. Para evitarlo se recomienda desinfectar los bulbos con fungicida y no cultivar en la misma tierra que se ha usado para otra bulbosa.
  • Roya, la causa es la Puccinia tulipa y se presenta en forma de pústulas anaranjadas por las hojas. El tratamiento es con un fungicida sistémico.