30 Plantas de invierno. Inspiración.

Plantas de invierno

¿Quién dice que en invierno todas las plantas duermen y no florecen? Si bien es cierto que la imagen más identificativa del invierno es un paisaje de árboles desnudos y suelo blanco, la naturaleza también ofrece otras imágenes de arbustos floridos, bulbosas y algunas herbáceas que pueden aguantar temperaturas bajas extremas. En este artículo te ofrecemos ideas para que tu jardín esté vivo también en invierno.

Galanthus spp

Estas pequeñas campanillas anuncian los primeros estertores de la primavera asomando entre la nieve,  a finales de invierno, pero son plantas invernales. Son perfectas para plantar bajo un árbol pero también se pueden tener en maceta. Deben plantarse a primeros de otoño y hay que asegurarse de hacerlo en un suelo mullido, con buen drenaje y que esté permanentemente húmedo.

 

Plantas de invierno

Jazmín de invierno

La buena noticia es que este jazmín florece en pleno invierno, incluso si la nieve le cubre por encima, pero no esperes que tenga la fragancia del jazmín clásico. Estas flores son inoloras. Es mejor tener esta planta al exterior, a pleno sol o semisombra. No es muy exigente si el suelo es calizo pero preferirá que el suelo tenga algo de humus y respecto al riego, necesita un riego regular. No tolera ni la sequía ni los encharcamientos. Y una poda tras la floración. La puedes tener en el jardín pegada a una valla como arbusto.

 

Plantas de invierno

Rosa de Navidad

Su nombre científico es Helleborus niger. La puedes encontrar en una variedad de tonos desde el blanco hasta el rosado más intenso. Se usa mucho tanto en parterre como en maceta. Necesita pleno sol para que produzca su floración y un riego moderado, eso sí, si hace mucho frío es mejor no regarla.

 

Plantas de invierno

Cornejos.

Este arbusto grande puede alcanzar el tamaño de un árbol. Su nombre científico es Cornus alba y lo llamativo de él es que durante su ciclo vegetativo tendrás flores blancas y hojas verdes, pero cuando entra el invierno, como es caduco se le caen las hojas y quedan sus tallos de colores rojizo o  amarillento que destacan en cualquier composición paisajista que los tenga. De hecho, en paisajismo se los utiliza mucho para crear lugares de pantalla, íntimos o de fondo. Necesita sombra y humedad, así que son idóneos para colocar bajo los árboles.

 

Plantas de invierno

Clematis cirrhosa

Esta variedad de Clematis florece a partir del otoño y aún veremos sus flores brotando durante el invierno. Necesita humedad baja y resiste al frío hasta los -12ºC y tolera cualquier sustrato. Es mediterránea y como podrás imaginar necesita mucho sol, aunque no mucho viento, por eso es mejor colocarla en la pared de la casa que esté orientada al sur o al oeste.

 

Plantas de invierno

Sarcococca

Entre diciembre y marzo verás en tu jardín unas grandes flores blancas entre el follaje verde oscuro de este arbusto. Después, unos frutos de color rojo oscuro a negro durante el otoño. Sirve sobretodo para borduras y fondo en composiciones vegetales.

 

Plantas de invierno

Iris enanos

Estas plantas bulbosas y pequeñas florecen también en invierno. Y ofrecen una coloración que puede ir desde el blanco, el malva y un azul oscuro. Se plantan en otoño, a ser posible en un sitio en el que vayan a recibir sol o que al menos sea semisombra, en un suelo que no tenga peligro de encharcarse, porque como todas las bulbosas, sufre bastante de enfermedades fúngicas si no vigilamos el tipo de suelo donde lo plantamos.

 

Plantas de invierno

Eranthis hyemalis

Esta bulbosa de flores en forma de copa  y amarillas florece a finales de invierno. necesita lugares sombreados y de humedad, aunque como las flores son sensibles al calor, si quieres que florezcan conviene plantarlas en lugares abiertos como césped, o en un rincón que dejen abierto los arbustos que tengas.

 

plantas de invierno

Edgeworthia chrysantha

Le llaman “arbusto de papel oriental”. Y es que las flores de esta planta, además de ser perfumadas, tienen el aspecto de flores hechas de origami. Estas mismas flores dan un toque “nevado” a las composiciones paisajistas en las que se las use. Normalmente se usan para borduras mixtas y en plantaciones en masa.

 

Plantas de invierno

Abeliophyllum distichum

A finales de invierno esta planta ofrece unas flores caídas, blancas y fragantes, aunque algunas pueden ser rosadas. Es un arbusto rústico que puede resistir al frío hasta los -15 ºC. Puede estar a pleno sol en un suelo siempre humedecido y bien drenado, independientemente del pH que tenga, eso sí, es de crecimiento lento.

 

Plantas de invierno

Camelias

Estas bonitas flores, que tienen un rango de color desde un rosado muy suave hasta un carmesí oscuro, pueden florecer justo en invierno. Tendrás los mejores resultados en climas templados donde puedan recibir de 4 a 6 horas de sol directo.

 

Plantas de invierno

Gaultheria procumbens

Es una planta rastrera que forma un alfombra de color rojo a bronce son su follaje en invierno y que produce unas flores blancas en forma de campanilla. produce también unas bayas de color rojo que se suelen usar como aditivo en dulces, chicles, perfumes e infusiones.

 

Plantas de invierno

Stachyurus praecox

Este gran arbusto de hoja caduca tiene racimos de flores caídos en invierno que son muy populares entre los polinizadores. Es resistente y de bajo mantenimiento y puede crecer hasta 4 m de altura.

 

Plantas de invierno

Daphne

Este arbusto tiene flores intensamente fragantes en invierno y principios de primavera. Puedes poner  D. odora y D. bholua  cerca de puertas y entradas.

 

Plantas de invierno

Chionodoxa

Puede florecer incluso cuando hay nieve en el suelo. Cultiva C. luciliae para obtener flores azules o rosadas en forma de estrella con centros blancos.

 

Plantas de invierno

Prunus subhirtella autumnalis

Es un cerezo ornamental que tiene unas flores de color rosa pálido que florecen entre el otoño tardío hasta los primeros estadíos de primavera. Así que si plantas este árbol en tu jardín siempre tendrás color durante el invierno.

 

Plantas de invierno

Abeto azul

Su nombre científico es Picea pungens hoopsi. Este abeto azul es conocido por sus ramas más resistentes con hojas gruesas. El árbol es conocido por su color azul pálido y su olor aromático. Es  parecido a un pino, pero más tupido y tiende a extenderse más lejos de los que permanecen agrupados. Esto hace que el árbol sea uno de los árboles de invierno más populares y crece bien durante todo el año. Puede estar a pleno sol, a semisombra o en sombra, eso sí, necesita de un riego abundante.

 

Plantas de invierno

Tejo japonés

El tejo japonés es una pequeña planta adorable y peluda que puede durar todo el año. No solo es capaz de soportar el clima más frío, sino que también es tolerante a la sequía, lo que es perfecto para áreas que también se calientan mucho. Es una buena planta de porche o incluso una planta para poner de  maceta en una ventana. La pelusa de sus hojas hace que esta pequeña planta sea más llamativa si se combina con otras en una maceta y es, desde luego, una adición popular en muchos hogares. Su nombre científico es Taxus cuspidata.

 

Plantas de invierno

Pyracantha

Se la conoce también como “espino de fuego”. Es un arbusto que tiene pocos requerimientos y que durante los meses de otoño e invierno ofrece unas bayas rojas que cubren toda su extensión y por las cuales recibe su nombre. Son muy tolerantes a la sequía y se pueden aplicar en paisajismo como setos independientes o en grupo. La puedes tener en cualquier suelo y a pleno sol o semisombra. Eso sí, si la vas a poner pegada a una valla o un muro asegúrate que la base esté a 50 cm y así evitarás que la base de la planta presente un aspecto seco.

 

Plantas de invierno

Madroño

Su nombre científico es Arbutus unedo. Este arbusto puede alcanzar los 2-3 m de altura si le dejas espacio para crecer. Su valor ornamental reside en la forma de sus hojas, que son como las del laurel y en sus frutos, que aparecen en forma de racimos y son rojos, globosos y granulosos en su superficie. Y son comestibles.

Resiste muy bien las heladas y prefiere estar a pleno sol. Soporta muy bien la sequía también.

 

Plantas de invierno

 

Arum italicum

Crece hasta 30 cm. Esta es una planta perenne tuberosa con hojas anchas en forma de flecha que aparecen en el otoño. El follaje muere en el verano justo cuando aparecen las bayas rojas decorativas. Después de que las bayas mueren, el follaje reaparece, permanece hasta el próximo verano y es exuberante y verde durante todo el invierno.

 

Plantas de invierno

Acorus gramineus

Originaria de Japón, tiene hojas suaves y curvas de menos de 30 cm de largo y aproximadamente 6 mm de ancho. Esta planta se cultiva principalmente por su follaje, que es de olor dulce. En invierno, tiene una textura bonita y agradables colores verde y blanco.

 

Plantas de invierno

Rohdea japonica

Durante los meses de invierno, forma grupos de hojas largas de color verde oscuro que miden entre 20 y 45 cm de largo.  Esta planta tiene frutos rojos brillantes durante el invierno que contrastan muy bien con las hojas verde oscuro. Es una excelente opción para una cubierta vegetal de extensión limitada, haciendo un grupo pequeño o incluso en una maceta. .

 

Plantas de invierno

Dianthus gratianopolitanus

Tiene montículos limpios y ordenados de hojas lineales de color azul grisáceo que se convierten en alfombras anchas de 30 cm o más de ancho. El follaje plateado de bajo crecimiento contrasta muy bien con otras plantas perennes. Las flores continuarán durante todo el invierno.

 

Plantas de invierno

Iberis sempervirens

Excelente para rocallas. Crece de 15 a 30 cm de altura con una extensión de 45 a 60 cm. Donde mejor está es expuesta al sol y con una temperatura media, pero puede resistir las heladas si no está constantemente expuesta a ellas. En verano es cuando hay que regarla frecuentemente y es mejor que la tierra donde se plante tenga algo de compost mezclado.

 

Plantas de invierno

Erica carnea

Esta es una planta de crecimiento bajo, generalmente de menos de 30 cm con ramas muy densas. Durante la mayor parte del invierno y principios de la primavera, tiene una gran exhibición de pequeñas flores en forma de urna que son de color púrpura-rosa. Hay muchos cultivares conocidos entre los que elegir.

 

Plantas de invierno

Liriope muscari

Se la conoce también como “serpentina”. Tiene unas hojas brillantes, perennes y lineares de color verde oscuro y unas pequeñas flores en forma de campanilla y color violeta que cuelgan de espigas erectas. Lo interesante es que si el invierno en la zona donde se desea plantar no es de temperaturas muy extremas puede ser una buena opción ya que esta planta, aunque florece en otoño, puede continuar su floración durante el invierno hasta la primavera. Puede vivir a cualquier exposición: a pleno sol, a semisombra o a sombra. Eso sí, necesita un suelo más bien ácido. Pero es muy resistente a la sequía y solo necesita un riego ocasional. Puede servir para formar macizos combinándolos con césped o para borduras.

 

Plantas de invierno

Ophiopogon planiscapus

Se la conoce también como “caballero negro”. Tienen hojas rígidas de color púrpura-negro que forman grupos de 25 cm de altura y 30 cm de ancho. Una característica particularmente buena de esta planta es que es muy buena cubridora. De crecimiento lento, pero contrasta maravillosamente con otras plantas debido a su color oscuro. Se la usa mucho en rocallas y borduras.

 

Narcisos

Los narcisos son otra de las pocas plantas de invierno que realmente florecen en invierno. El amarillo brillante de las flores de narciso es un regalo muy bienvenido a finales del invierno, cuando la mayoría de la gente echa de menos  la luz del sol. Puedes plantar estos bulbos en otoño para llenar los lugares que de otra manera estarían desnudos en invierno o agregarlos a tu jardín para cortarlos y usarlos para arreglos florales.

 

Plantas de invierno

Tomillo rastrero

Su nombre científico es Thymus serpyllum. El tomillo rastrero es una cubierta vegetal de hoja perenne de bajo crecimiento que se queda en invierno. Esta fragante planta perenne es resistente y conservará la mayor parte o parte de su follaje durante el invierno, dependiendo de lo fría se ponga el área donde se plante.  No es específicamente una planta que se desarrolle en invierno pero sí que lo resiste y es interesante porque extendido queda una cubierta floral rosada, que bien puede ser usada en rocallas como para crear una alfombra vegetal que necesite poco mantenimiento en esta época, e incluso sea capaz de aguantar el pisoteo de niños o mascotas.

 

Plantas de invierno

 

Y estas son las opciones que te ofrecemos para que tu jardín esté vibrante y acogedor en invierno además de en primavera. Tendrás más éxito si esparces una capa de mantillo por el jardín para proteger las raíces de las plantas más vulnerables a finales de otoño, antes de la primera helada.  Esperamos que te haya gustado,