Margaritas. La guía completa.

cuidados margaritas

Esta flor es una de las más populares y más conocidas del mundo. Es el símbolo de la alegría y del amor leal.

El origen del nombre de la margarita se remonta a la mitología grecorromana, en la que el dios Vetumno, qe era el dios de la vegetación conoció a una Bélide, una ninfa de las Danaides y que en el momento de verla se enamoró perdidamente de ella. Pero ella no le correspondía.

Ella decidió huir de él convirtiéndose en una flor y la repetía muchas veces para que no la pudiera encontrar entre muchas flores iguales. Esa flor era la margarita.

Hay incluso una leyenda inglesa que cuenta que un hada, llamada Mikha, no quería que creciera su hijo y por eso, en todas las comidas le colocaba margaritas. En la cultura inglesa, la margarita es la flor de la infancia.

Originaria de Europa, África y América del Norte, la Margarita es ahora una característica típica en todos los continentes, excepto en la Antártida. Son un género que comprende más de 140 especies, es por eso que los cuidados que necesitan van a depender de la especie concreta de que se trate.

cuidados margaritas

Afortunadamente, si bien la mayoría de las personas están familiarizadas con la margarita común, en realidad hay numerosos tipos de esta planta disponibles, muchos de los cuales tienen características  algo distintas pero igualmente encantadoras en hogares y jardines, y algunos incluso se cultivan con fines medicinales.

La margarita pertenece a la familia Asteraceae, que cuenta con miles de especies diferentes. La única familia de plantas más grande que la familia Asteraceae es la Orchidaceae, a la que pertenece la orquídea. Hablar de  cada una de las  variedades de margarita sería una tarea gigantesca. En este artículo vamos a tratar las que con mayor probabilidad te encontrarás en los viveros a la venta y otras que no, pero que son conocidas mundialmente.

 

Tipos y variedades

– Dimorfotecas o margaritas del Cabo: originarias de Sudáfrica. Es muy rústica y de fácil cultivo. Es una planta vivaz y perenne que puede llegar a alcanzar 40 a 50 cm. Tiene las hojas lanceoladas co márgenes aserrados y sus flores son de colores vistosos

Argyranthemum frutescens o magarza: originaria de las islas Canarias. Es un arbusto también perenne que al plantarlo en el suelo puede llegar a 1,5 m de altura. Sus hojas son profundamente lobuladas y si se cortan sus flores se pueden conservar durante varios días debido a su resistencia.

Argyranthemum foeniculaceum: Comúnmente conocida como Royal Haze o Marguerite de Canarias, esta especie es nativa de las Islas Canarias, pero ahora se naturaliza en Australia y los EE. UU. Es un arbusto compacto que se puede identificar por su llamativo follaje azul verdoso. Las flores tienen una apariencia típica de margarita, que miden alrededor de unos 3 cm de ancho.

– Monoptilon bellidiforme: Comúnmente conocida como pequeña estrella del desierto, esta planta con flores tiene tallos tan cortos que las flores pueden aparecer como si estuvieran a nivel del suelo. Las flores pequeñas son amarillas y blancas, con los floretes de rayos de solo 5 o 6 mm de largo. Las delicadas hojas le dan un aspecto lindo a la planta, con un máximo de 1 cm de largo. Crece en hábitats típicos del desierto arenoso, esta planta prospera en climas secos.

cuidados margaritas

Monoptilon bellioides: A pesar de ser comúnmente conocida como la Estrella del Desierto de Mojave, esta hierba anual se encuentra tanto en el Desierto de Mojave como en los Desiertos de Sonora, mientras que el Monoptilon bellidiforme se encuentra principalmente en el Mojave. Originaria de México, así como de Arizona, California y Nevada en los Estados Unidos, esta planta a veces es difícil de distinguir de la Pequeña Estrella del Desierto de aspecto muy similar. Las diferencias clave son que la Estrella del Desierto de Mojave tiende a tener una flor marginalmente más grande, y sus tallos son de un color rojo púrpura, a diferencia de la Pequeña Estrella del Desierto, que tiene tallos de color verde amarillo. Las flores del disco son amarillas, mientras que las flores de los rayos son blancas, a veces teñidas de rosa.

– Margaritas  del género Chrysanthemum: Los primeros crisantemos, encontrados en China, eran de color amarillo dorado, y así es como el género obtuvo su nombre. “Chrysos” se traduce del griego al “dorado”, mientras que “himno” significa “flor”. Se dice que tienen propiedades curativas y se han utilizado en hierbas medicinales para reducir la presión arterial y el colesterol. Conocido como el material medicinal más antiguo de China, los crisantemos se han relacionado con la desaceleración del proceso de envejecimiento y también como una ayuda para la inflamación del ojo.

– Chrysanthemum indicum: Comúnmente llamado crisantemo indio, esta planta con flores crece hasta 60 cm de alto y florece durante todo el verano hasta principios del otoño. Las flores son típicamente amarillas, aunque también pueden ser blancas. El follaje inmaduro de esta planta se puede utilizar para hacer té, mientras que las flores a veces se conservan en vinagre.

Chrysanthemum morifolium: No es difícil ver por qué este crisantemo se conoce como la margarita de la florista. Cuenta con flores sorprendentemente hermosas que se usan popularmente para ramos de flores cortadas. Esta variedad tiende a tener flores de doble capa, que dan una apariencia muy completa de pompón, que florece cuando el día tiene menos de 14 horas de luz solar. Con un crecimiento de hasta 88 cm  de altura, esta planta perenne presenta flores en tallos verticales y follaje que puede extenderse hasta 12 cm  de largo. Conocida por sus excelentes propiedades de filtración de aire, esta especie también es enormemente popular como planta de interior.

– Osteospermum ecklonis: Estas margaritas son nativas de África, pero debido a su popularidad, ahora se pueden encontrar en numerosas regiones de todo el mundo. Conocido más comúnmente como arbusto de margaritas este género de plantas son perennes. Comúnmente se confunden con Dimorphotheca, o algunas personas piensan que los dos tipos de plantas son uno y el mismo. Aunque físicamente, son difíciles de diferenciar, las Dimorphotheca son plantas anuales.

– Osteospermum jucundum: Comúnmente conocida como la deliciosa margarita africana, esta planta es una de las más populares en el género Osteospermum. Tiene grandes flores en un color rosa púrpura, con centros oscuros. El follaje gris-verde es agradablemente perfumado. La planta prosperará a pleno sol y requiere un suelo moderadamente húmedo y con buen drenaje. La propagación de esta planta se puede lograr a través de esquejes de tallo tomados en primavera u otoño.

Gerbera jamesonii: Comúnmente conocida como la Margarita Transvaal o la Margarita Barberton, esta planta perenne produce flores en tonos de rojo, rosa, naranja y amarillo. Aunque sus flores se parecen mucho a lo que la mayoría de las personas esperan que se vean las margaritas, es probable que se encuentre entre las plantas menos margaritas de todas las margaritas y se distingue fácilmente como su propia especie.

La Gerbera jamesonii lleva el nombre de Robert Jameson, quien describió la planta por primera vez en 1889 después de recolectar especies durante un viaje al distrito de Barberton cinco años antes. Casi todas las variedades comerciales de Gerbera provienen del cruce inicial de Gerbera jamesonii y Gerbera viridifolia, y considerando que se ha convertido en una de las plantas ornamentales más populares del mundo, estas variedades son económicamente significativas.

cuidados margaritas

– Gerbera viridifolia: Como copadre de las populares Gerberas híbridas que se encuentran comúnmente en casi todas las floristerías del mundo, esta especie es una margarita importante. Originaria de África, esta planta ahora está muy extendida en todo el continente, por lo general aparece en regiones que experimentan un grado de lluvia de moderado a alto. Esta planta presenta flores que van desde el color crema hasta las variaciones de lila y morado oscuro. Esta variedad crece fácilmente a partir de semillas y, por lo tanto, es una opción muy gratificante de planta para crecer en su hogar o jardín. Florece más abundantemente en primavera, pero generalmente florecerá esporádicamente durante todo el año.

– Leucanthemum suberbum o margarita  de Shasta: Comúnmente conocida como margarita Shasta, esta es una planta perenne perfecta de bajo mantenimiento que ofrece una buena cobertura de espacio junto con bonitas flores de verano. Ofrece un equilibrio entre el aspecto de una margarita común junto con el follaje, que es verde durante todo el año en muchos climas. Cultivar esta especie es fácil si puede proporcionar las condiciones adecuadas. La margarita de Shasta requiere un buen drenaje, suelo fértil y riego moderado.

Se pueden cultivar tanto a pleno sol como en lugares con sol parcial, pero no tolerarán el riego excesivo. Manten la  tierra en la que crecen con materia orgánica para ayudarlas a prosperar. Estas plantas no duran mucho tiempo, florecen solo unos pocos años seguidos. Para mantener sus margaritas Shasta continuamente apareciendo, haz esquejes  cada año. Además de ir cortando las flores  esta planta requiere muy poco mantenimiento. Una vez que las flores hayan dejado de producirse a fines del verano o principios del otoño, puedes recortar drásticamente el follaje para ayudar a fomentar el crecimiento el próximo año.

Leucanthemum vulgare: Esta especie se conoce más comúnmente como margarita de ojo de buey, pero a veces también se la conoce como margarita de perro o margarita de luna. Es una margarita que se extiende como una  hermosa pradera perenne, que generalmente crece pastos y tierras baldías. Con alrededor de 50 cm de alto, la planta es de mediana altura, con flores individuales que brotan de tallos verticales. Su follaje dentado es bastante distintivo, con hojas que son más grandes en la base de la planta, disminuyendo en tamaño a medida que se acercan a la parte superior del tallo. Prefiere un suelo con buen drenaje, pero generalmente crecerá en cualquier lugar que no esté empapado. Esta planta depende únicamente de la semilla para regenerarse, aunque las semillas se pueden sembrar con éxito en cualquier época del año. Crece rápidamente en comparación con otras flores silvestres, pero carece de poder de permanencia, por lo general, se apaga después de dos o tres años.

Echninacea pallida: Esta planta presenta pétalos caídos encantadores en un tono de rosa púrpura que dan el efecto de una falda de bailarina drapeada que sopla en el viento. La planta es nativa del centro de los Estados Unidos, que se encuentra comúnmente en su mayor número en todo el valle del Mississippi. También se puede encontrar tan al norte como Nueva Inglaterra, Michigan y Ontario.

Las flores son populares entre las mariposas, por lo que se deben plantar en los jardines de cualquier persona que intente atraer a estos hermosos polinizadores. Con alrededor de 1,21 m de altura, esta planta puede destacarse entre la vegetación. Se debe cultivar en un suelo con buen drenaje en una posición de pleno sol. Un lugar protegido que esté protegido de fuertes lluvias sería ideal.

Echinacea purpurea: Esta planta se encuentra en gran parte de los Estados Unidos y parte de Canadá. En la naturaleza, las cabezas en forma de cono de la flor son generalmente de color púrpura, aunque existen muchos cultivares y colores de esta especie, algunos de los cuales han ganado reconocimiento al ganar el prestigioso Premio al Mérito de Jardín de la Royal Horticultural Society. A menudo cultivada para sus usos medicinales, esta especie es económicamente significativa para el negocio farmacéutico. Según los informes, todas las partes de esta planta estimulan el sistema inmunitario de una persona, por lo que se encuentra en muchos remedios herbales y otros medicamentos.

– Rudbekia: Se caracteriza  por su centro abultado de color burdeos ccon una corona de sombra de un color algo más oscuro que el de los pétalos y sus pétalos  son anchos qy se afinan en las puntas. Duran entre junio y octubre. Necesita suelos con buen drenaje, aunque en verano hay que regarla más a la semana. Puede estar a pleno sol y en semisombreado, pero se recomienda más lo primero.

– Chrisantemum furtescens: Más conocida como margarita arbustiva, es una planta que requiere mayores cuidados que muchas de las mencionadas ya que crece de manera un poco más descontrolada, siendo así necesaria la poda regular.

– Margarita inglesa. La margarita inglesa, o Bellis Perennis, es una margarita popular que se encuentra fácilmente en el césped, por lo que también se la llama ‘margarita de césped’. Estas plantas de bajo crecimiento disfrutan de una estación fría y lugares sombreados. Por lo tanto, a menudo y florece en climas templados, a menudo de abril a junio se cultiva en exterior, o temprano en la primavera cuando se cultiva en interiores. Tiene una variedad de colores de flores, como azul, blanco, rosa y rojo.

Bellis annua: Como su nombre indica, esta es una margarita anual. Es la única margarita anual en el género Bellis, y todas las demás son perennes. Tiene mucho en común con la margarita común, incluido su color y sus propiedades medicinales. Lo principal que distingue a esta margarita anual de la margarita común en términos de su apariencia es el tamaño de la flor. Las flores anuales de margarita tienden a ser más pequeñas, con un diámetro de alrededor de 12 mm.

– Bellis cordifolia: Esta especie es nativa de África, aunque ahora se encuentra más comúnmente en España. Ahora es endémica en el Parque Natural Los Alcornocales, aunque ahora está disminuyendo debido a los incendios forestales, las demandas del ganado y su baja producción de semillas.

La planta, desafortunadamente, no tiene protección legal, aunque existen medidas en España para ayudar a asegurar su supervivencia. Apariencia sabia, esta margarita es muy similar a la Bellis sylvestris, con flores blancas y amarillas en tallos altos y erectos, y un gran follaje suave en la base.

Arctotis acaulis: Esta cubierta vegetal perenne de origen africano es reconocida por sus grandes flores de color naranja, amarillo, rosa o rojo con centros oscuros rodeados por un anillo naranja. Disfruta de pleno sol, no requiere mucha agua y a menudo florece de primavera a verano.

Arctotis aspera: Comúnmente conocida como margarita ruda,  esta robusta planta perenne proviene del cinturón de bosques naturales, matorrales y bosques que atraviesan las capas occidental y oriental de Sudáfrica, conocida como la ecorregión de Fynbos. Una vez madura, esta planta puede sobrevivir con muy poca agua. Tiene un hábito de propagación, que generalmente cubre el suelo de 60  a 90 cm  de ancho y crece hasta 2,5 m de altura. Las flores tienen un aspecto habitual de margarita a su alrededor, con centros amarillos y pétalos exteriores blancos o morados que son más oscuros en la parte inferior.

cuidados margaritas

Arctotis revoluta: Conocido más comúnmente como hoja rizada de Arctotis,  este arbusto virulento crece con vigor en casi cualquier hábitat. No es exigente con respecto al tipo de suelo y crecerá bien en áreas rocosas o arenosas, jardines, así como en regiones costeras. Cuando se planta esto, la margarita  necesitará ser regada constantemente, pero una vez establecida, necesita muy poca agua. Tanto los flósculos de disco como los de rayo son de un amarillo vibrante, mientras que el follaje presenta una forma interesante en la que las hojas ruedan debajo de sí mismas alrededor de los bordes. Aquí es donde la planta obtiene su nombre científico, ya que “revoluta” se traduce como “enrollado hacia atrás”.

Esta planta deberá ser reemplazada cada cuatro o cinco años para evitar que se vuelva muy leñosa. Se puede propagar fácilmente a partir de esquejes de tallo y es una excelente cobertura del suelo en un jardín, ya que se propaga rápidamente.

Arctotis grandis: También conocida como margarita de ojos azules, esta planta es un tipo de margarita rara originaria de Sudáfrica. Como su nombre indica, tiene un impresionante centro oscuro azulado resaltado por una cadena externa amarilla y pétalos blancos. Las flores florecen profusamente en el verano. Puede cubrir  8 cm  o más  de suelo con una floración que crece hasta 5 cm.

 

Cuidados básicos de las margaritas

A pesar de que cada especie tiene sus particularidades, aquí tienes unos consejos básicos sobre su cuidado en los que se podrían encajar todas las especies que hemos comentado antes.

 

Suelo

A las margaritas se las puede plantar en cualquier tipo de terreno, pero ellas prefieren un suelo fértil, rico en materia orgánica.

 

Temperatura

La ideal sería entre 15 y 25 ºC, pero pueden estar a pleno sol perfectamente si se las riega un poco todos los días.

 

Iluminación

La ubicación ideal de las margaritas es a pleno sol, aunque si las plantamos en semisombra también pueden vivir aunque florecerán menos y su crecimiento será más débil

 

Agua

En invierno pueden estar con dos riegos a la semana, pero en verano hay que regarlas un poco todos los días para que no se sequen.

 

Fertilización

Se abonan desde principios de primavera hasta otoño, si el clima es cálido.

cuidados margaritas

Plagas y enfermedades

Estas plantas llevan muy mal los encharcamientos. La verdad es que apenas tienen problemas de plagas. Si vives en una zona fría ten cuidado con las heladas en invierno, porque no las toleran bien.

Volviendo al tema del exceso de agua, es importante no cometer el error de no pasarse con los riegos porque entonces vienen los problemas con los hongos. Puede ser atacada por Fusarium o Pyhtophtora, infectando las raíces y el cuello de la planta.

Los días de copiosas de lluvias son el momento para hacer tratamiento preventivo con fungicidas porque puede entrarle Oidio por las hojas.

Quizás las plagas que más les pueden afectar sean Mosquita blanca o pulgones, que son las que siempre atacan con más asiduidad nuestros jardines en primavera. Conviene vigilar el envés de las hojas por si es atacada por araña roja.

 

Poda

No necesitan podas severas. Durante primavera, hay que ir cortando las flores secas para ayudarle a continuar la floración. Cuando llega el otoño es el momento de hacer una poda de limpieza, cortando las ramas que hayan quedado secas y podando un tercio de su exterior para ayudarle a que crezcan nuevos brotes para el año siguiente.

Multiplicación de las margaritas

Cuando la flor se seca es porque ha llegado al final de su momento reproductivo y es el momento de de recoger las semillas que tiene en su botón. La manera más sencilla de hacerlo es eliminando primero los pétalos que queden para que no nos estorben y después, rascamos el botón central de la flor para que salten las semillas. Una vez qe lo hagamos con todas, hay que quitar los restos de pétalos que se nos hayan caído en el plato. Y tenemos nuestras semillas.

Conviene guardarlas en un bote de cristal hasta la siguiente primavera. Y cuando llegue, las espolvoreamos en la maceta, luego hacemos lo mismo con tierra sobre las semillas, espolvoreando por encima de las semillas. Ya lo último es regar echando gotitas de agua o con un pulverizador que asegure que no vamos a arrastrar las semillas con el agua.

cuidados margaritas

Si es posible, es mejor poner las macetas en un lugar elevado como una mesa, al sol directo, cuidando de ir humedeciendo de nuevo la tierra donde están plantadas un poco todos los días. Y en unos 5 días ya deberían aparecer.

Si lo vamos a hacer por esquejes, conviene tener una tierra que sea la más apta posible para el enraizamiento. La mejor mezcla de sustrato debería llevar perlita y humus de lombriz. Para cortar el esqueje podemos elegir dos maneras; o cortamos una ramificación si es un tronco muy largo.. o partiéndolo con los dedos justo en un entrenudo en el que salgan dos ramitas, que es justo donde hay muchas células reproductivas que darán lugar a las nuevas raíces.

Si es en un tronco largo miraríamos que tenga parte nueva y parte vieja. Una vez cortados los esquejes se ponen en agua mientras se prepara la tierra. Se quitan las hojas inferiores y si queda alguna flor muerta se le quita también. Y esto lo hacemos con todos los esquejes que hemos sacado.

Después de rellenar de tierra la maceta donde van a ir, hacemos dos agujeros con el dedo y metemos dos esquejes por cada maceta que tenga un diámetro de 8 cm. Si se plantan en una más grande, se plantan más esquejes en proporción. Hay que apretar la tierra para que el esqueje quede bien arraigado. Y lo último es regar empapando bien la tierra.

cuidados margaritas

Usos de la margarita ornamental

La margarita es una excelente aliada en la decoración de nuestros jardines, tanto en maceta como plantada en el suelo y es muy agradable ver composiciones de ella con distintos colores. Prácticamente verla en floración es pensar en primavera, sol y alegría.

Entre las formas de composición con las margaritas, está la clásica. Macetas aisladas pero frondosas que ayudan a recrear un estilo vintage en la casa. Se puede usar prácticamente cualquier tipo de maceta, pero las que son metálicas o que forman figuras como bicicletas pueden dar  el toque romántico a la entrada del hogar.

Otra idea que puede funcionar son los macizos florales de margaritas. Al plantarlas alejadas del borde del camino dan sensación de profundidad al paisaje que queremos crear, aportando luz con sus pétalos blancos.

Otra forma son los cojines de margaritas en borduras, esto es, en los límites de un paseo pavimentado. Si además se colocan otros arbustos algo más grandes, nos remite a la sensación de estar recorriendo un camino en un sueño plácido.

Y por último, el parterre de margaritas. Una forma de decorar niveles intencionados para romper la monotonía de un suelo verde uniformado.

cuidados margaritas

Esperamos que con este artículo te hayamos podido dar ideas para que las margaritas en tu jardín luzcan de la mejor manera.