cuidados del geranio

Geranio

La guía completa

 

Los geranios son plantas muy populares en los jardines del sur de España y en la mayoría de la cuenca del mediterráneo. Normalmente se pueden ver colgados en macetas en las paredes o asomando en balcones, pero también se cultivan en cestas colgantes o en composiciones en jardines públicos. Es tan fácil cultivarla por su gran versatilidad  que se pueden encontrar en muchos sitios, por lo poco que necesitan.

Dependiendo de dónde o cómo cultives las plantas de geranio, sus necesidades serán algo diferentes. En interiores, los geranios necesitan mucha luz para florecer, pero tolerarán condiciones de luz moderadas. También necesitan temperaturas interiores de alrededor de 18-21 Cª  durante el día y 13 Cª por la noche. Estas plantas también deben cultivarse en tierra para macetas con buen drenaje.

Al cultivar geranios al aire libre, requieren un suelo húmedo y suelto similar al del suelo para macetas en interiores con cantidades iguales de suelo, turba y perlita . Ubica tus geranios en un área con al menos seis a ocho horas de luz solar.

Dado que estas plantas deben protegerse del frío, espera hasta que la amenaza de las heladas haya pasado antes de plantar. Espacia las plantas a una distancia de aproximadamente 20-30 cm.

cuidados del geranio

Variedades del geranio

Lo que comúnmente llamamos geranio, en realidad son dos géneros diferentes. Ambos tienen mucho en común pero como decíamos, están clasificados en dos géneros distintos. Uno es Geranium, los verdaderos geranios y el otro es Pelargonium.

– Geranium: son plantas perennes cuyo origen se ubica en el Mediterráneo. Las hojas son simples, redondeadas, con el borde dentado y palmadivididas. Las flores se agrupan en unos ramos de tamaño mediano que se conocen como umbelas. Podemos encontrarlas en rojo, rosa, blanco o amarillo.

– Pelargonium: estos son herbáceos, pueden ser arbustivos y su origen está en Àfrica. Las hojas son redondas también, divididas y de color verde. Las flores son pequeñas, con los pétalos más finos y también se agrupan en umbelas. Podemos encontrarlas con muchos tipos de colores.

Pocas plantas ofrecen tantas opciones como los geranios. Con más de 300 especies, están disponibles en una amplia gama de colores y tipos de floración, follaje e incluso aroma. Su tamaño varía desde un compacto de 15 cm  hasta varios metros de flores. Las cuatro variedades más populares de geranios son:

cuidados del geranio

 

Del género Geranium:

– Geranium dissectum

– Geranium lucidum

– Geranium macrorrhizum/Geranium molle (Geranio de los caminos)

– Geranium pyrenaicum

– Geranium purpureum (Pata de graja)

– Geranium robertianum

– Geranium rotundifolium (Sausana)

– Geranium sanguineum

– Geranium sylvaticum

 

De los del género Pelargonium:

–  Pelargonium capitatum (geranio rosa)

–  Pelargonium crispum (geranio limón)

–  Pelargonium grandiflorum (geranio de pensamiento)

–  Pelargonium graveolens (geranio antimosquitos)

–  Pelargonium citrosum (geranio citronela)

–  Pelargonium hortorum (malvón)

–  Pelargonium peltatum( gitanilla)

–  Pelargonium zonale (geranio zonal)

 

cuidados del geranio

Cuidados del geranio

No es necesario ser un jardinero experto para saber cómo cultivar geranios. Los geranios necesitan pocos fertilizantes y suelos  no muy específicos,  con un  poco de cuidado básico  prosperan.

 

Suelo

El suelo perfecto para los geranios es un suelo suelto con abundante materia orgánica. Si el suelo es pesado, incorpora turba, compost o perlita. El estiércol y la vermiculita no se recomiendan.

 

Fertilización

Los geranios requieren fertilización ligera. Si los alimentas demasiado, el follaje florecerá a expensas de las flores. No hace falta comprar un fertilizante de geranio especializado. Para una fertilización suave, mezcla 2 cucharadas de un fertilizante soluble en agua 20-20-20 en 4 litros  de agua. Aplica esta solución cada tres semanas durante la temporada de crecimiento.

 

Iluminación y temperatura

Estoy segura de que más de una vez habrás visto ventanas repletas de geranios llenos de flores. Esto es porque esta planta necesita su buena dosis de luz para florecer, cuantas más horas de luz, más floración se obtiene. Pero esto no quiere decir que le venga bien el sol directo, sobretodo si vives en una zona especialmente calurosa. Le viene mucho mejor si tiene sombra por la tarde, ya que de otro modo, la puedes exponer a quemaduras.

cuidados del geranio

Riego

Debido a que necesitas regar geranios a fondo y profundamente, tómate el tiempo para dejar un surco de riego alrededor de cada planta para que sirva como depósito de riego. Esto permitirá que el agua se acumule y luego se filtre suavemente a través del suelo. Para evitar la pudrición de la raíz, permite que el suelo se seque entre riegos. El riego a nivel del suelo con una manguera de remojo mantiene el agua fuera del follaje y protege contra enfermedades. El suelo en macetas tiende a calentarse, por lo que el cultivo de geranios en contenedores requiere riego regular. Los agujeros de drenaje ayudan a prevenir la pudrición de la raíz, por lo que no tienes que esperar a que la tierra se seque entre riegos.

 

Plantación del geranio

Se pueden reproducir por semillas o por esqueje. Y tanto si eliges uno como otro, la mejor época es la primavera para la reproducción. Esta planta enraiza con bastante facilidad, con lo cual no es muy complicado conseguirlo.

Como anécdota, he llegado a ver un tallo de geranio enraizado en la arena de la playa, así que como decía en el párrafo de arriba, no es difícil su enraizamiento. Así que puedes plantarlos prácticamente en cualquier terreno, pero eso sí, si la zona donde los vas a plantar alcanza temperaturas muy altas es mejor que estén a sombra o semisombra.

cuidados del geranio

Poda del geranio

Los geranios anuales que se plantan al aire libre no requieren poda, pero si se hace de forma regular puede ayudar a prevenir enfermedades y aumentar la producción de flores.

Simplemente corta todo el tallo de la flor después de que las flores se marchiten y retira las hojas secas de las plantas. En interior el geranio tiende a tener las hojas  largas y delgadas.

Así que en este caso también es bueno ir podándolo de forma regular, pinzando los puntos de crecimiento para fomentar la ramificación. Ya en otoño es el momento de hacer la poda de limpieza y preparar la planta para el invierno.

cuidados del geranio

Plagas y enfermedades más comunes del geranio

–  Pulgones: normalmente están en los brotes más tiernos de la planta y en el envés de las hojas. Hay que tener cuidado con ellos porque sus heridas favorecen el ataque del hongo negrilla. La solución consiste en lavar la planta con jabón potásico al caer la noche.

Orugas: Si ves agujeros en las hojas de tus geranios, es muy probable que hayan sido las orugas. La manera de deshacerte de ellas es quitarlas una a una, junto a sus huevos y utilizar un insecticida específico.

– Cochinillas: Absorben la savia y empiezan a marchitar las hojas: primero pierden el color, y finalmente se caen. Y por si fuera poco, dejan ir una sustancia negra y dulce que atrae también  a la negrilla, es conveniente hacer tratamientos preventivos con químicos específicos para evitarlas.

–  Araña roja: Las hojas se llenan de manchas amarillas y de picaduras. Aparecen en el envés de las hojas, pero necesitarás una lupa para verlas. Son muy muy pequeñitas.

– Mosca blanca: Es una de las enfermedades de geranios que aparecen sobre todo en verano, cuando las temperaturas suben y la humedad sale a la calle.

Taladro del geranio: es una mariposa que pone los huevos en la planta, y al eclosionar las larvas comienzan a comersela haciendo galerías por dentro de los tallos. La mejor forma de combatir este problema es con prevención. Hay tratmientos sintéticos hechos ya en el mercado que puedes adquirir, pero sin duda, si quieres la opción ecológica, puedes usar bacillus thurigiensis y aceite de neem. El bacillus ataca específicamente a las larvas y el aceite de neem impide que la mariposa ponga los huevos.

cuidados del geranio