DIY - Hazlo tu mismo | Hogar

Cómo limpiar el microondas

limpiar microondas bosch

Es el electrodoméstico que más usamos a diario y al que peor tratamos de normal. No hay más que ver que es el que más se ensucia en la cocina y menos se suele limpiar. Piensa en los microondas de los comedores laborales…los de algunos pisos de estudiantes…dan bastante pena verlos. Necesitan un mantenimiento regular cada pocos días

A diferencia de otros electrodomésticos de cocina , puedes limpiar un microondas con los elementos que usas a  diario en tu casa, como bicarbonato de sodio, jabón para lavar platos y vinagre (sidra blanca o de manzana). Así es, ni se te ocurra usar lejía  porque General Electric advierte que en realidad debilita el interior de plástico y daña todo el electrodoméstico a largo plazo. Además, los microondas no  se manchan como las encimeras y los lavabos, por lo que el limpiador blanqueador no es necesario para empezar.

Paso a paso

Hay cuatro trucos que puedes usar para limpiar un microondas:

A. Limpiarlo con vinagre.

Coge un recipiente apto para microondas o una taza medidora de vidrio grande, llénalo con dos tazas de agua y dos cucharadas de vinagre.  Si quieres puedes agregar una gota de tu aceite esencial favorito para disminuir el olor del vinagre.

  microondas_2

Coloca el recipiente en el microondas.

Enciende el microondas a temperatura alta durante 5 minutos. la idea es que dentro del microondas haya un pequeño clima humeante. No abras la puerta durante otros 15 minutos, para asegurarte de que toda la suciedad horneada se haya ablandado.

 

Retira con cuidado el recipiente. Nota: Estará muy caliente.

Retira el plato giratorio y límpialo con un trapo limpio.

Retira también los raíles del plato.

Limpia los lados, la puerta, la parte inferior y la parte superior del interior del microondas con toallas de papel o un trapo, asegurándote de evitar que entre líquido en las rejillas de ventilación. Si quedan manchas, usa una esponja sumergida en la solución de agua / vinagre.

Vuelve a colocar los raíles del plato giratorio y el plato giratorio. Y ya tienes tu microondas limpio y listo para usarlo de nuevo.

B. Limpiarlo con limón.

El procedimiento en este caso es el mismo que con el vinagre, sólo que usaremos el limón, que deja mejor olor. Coge un limón y exprímelo para que quede un poco blando. Luego, córtalo por la mitad.

Coloca aproximadamente una taza de agua en un recipiente apto para microondas o en una taza medidora de vidrio grande. Exprime tanto jugo de limón como puedas de cada mitad del limón en el agua. Deja caer también las mitades de limón exprimido en el agua.

Coloca el recipiente en el microondas y déjalo funcionar a máxima potencia  durante 5 a 10 minutos. Déjalo reposar por otros 5 minutos. Luego, abre la puerta y retira con cuidado el recipiente. estará muy caliente. Retira el plato giratorio, límpialo con un paño de cocina y luego limpia todas las superficies del interior del microondas con el paño de cocina. Vuelve a colocar  los raíles con ruedas y el plato giratorio.

C. Limpiar con jabón lavavajillas.

Hay dos formas de limpiar con jabón. Una teniendo que aplicar y frotar y la otra sin tener que hacerlo. Primero te explico la de frotar. Necesitas un recipiente y jabón de lavar los platos.

El método directo:

Pon un poco de jabón de  lavar platos en un recipiente con agua tibia. Remoja y exprime una esponja en el recipiente hasta que el agua se llene de espuma. Retira el plato giratorio y frótalo en el fregadero con la esponja jabonosa. Enjuaga y deja secar. Trata de quitar todas las migas del interior del microondas con un poco de  papel de cocina húmedo o un trapo. Usa la esponja jabonosa para fregar las superficies internas, comenzando por la parte superior. Con un movimiento circular, cubre la parte superior, los lados, la parte inferior y la puerta con espuma, teniendo cuidado de que no entren en las rejillas de ventilación. Repite con espuma limpia para asegurarte de que desaparezca toda la suciedad.

Limpia todas las superficies con un poco de papel de cocina húmeda para eliminar la espuma, teniendo cuidado de que no entre agua en las rejillas de ventilación. Ahora, limpia todo con  papel de cocina  seco o una bayeta para evitar arañazos. Vuelve a colocar el plato giratorio.

El método indirecto:

Pon un poco de líquido para lavar los  platos en un recipiente apto para microondas y llénalo con agua tibia. Si necesitas desodorizar tu microondas, agrega un poco de bicarbonato de sodio a la mezcla. Coloca el tazón en el microondas y déjalo funcionar a máxima potencia durante 5 minutos. Déjalo reposar por otros 5 minutos. Luego, retira el bol. Nota: Estará muy caliente.

Saca el plato giratorio y límpialo con una esponja húmeda y sécalo con un poco de papel. Limpia las superficies del microondas con la esponja húmeda y sécalas con papel.  Vuelve a colocar el plato con sus raíles dentro.

D. Limpiar con líquido para limpiar ventanas.

Toma un recipiente apto para microondas y rocía alrededor de 10 pulverizaciones de limpiador de ventanas en él, o aproximadamente 2 segundos, y luego agrega aproximadamente una taza de agua.

Rocía el interior del microondas con limpiador de ventanas, especialmente en derrames grandes y quemados. Coloca el tazón en el microondas y déjalo funcionar a máxima potencia durante unos 5 minutos.

Espera unos 5 minutos y retira con cuidado el bol. Nota: Estará muy  caliente. Ten cuidado. Retira el plato giratorio y límpialo primero con una toalla de papel húmeda y luego con una seca. Haz lo mismo con las superficies internas del microondas, comenzando por la parte superior y avanzando hacia la parte inferior. Asegúrate de secarlo completamente. Vuelve a colocar el plato giratorio.

Cómo hacer para que dure más tiempo limpio

Te aconsejo usar una tapa de microondas, las venden en las grandes superficies y evitan que se produzcan las salpicaduras mientras estás calentando o cociendo algo en el microondas.

Publicaciones Similares