Como Limpiar el Horno Fácilmente

 

 

Para empezar, ¿Cuándo ha sido la última vez que has limpiado el horno? A todas y a todos nos pasa, que ya sea por pereza o por desconocimiento o simplemente por olvido no limpiamos el horno. El horno para muchos y muchas es un electrodomésticos vital para cualquier hogar el cual se le suele dar bastante uso, por lo tanto es vital tenerlo bien limpio por salud y para evitar lo que cocinemos coja otros olores.

Como el tiempo es oro, vamos al grano, desgranando cada paso.

 

Paso 1. Retira los trozos carbonizados. 

Lo primero de todo y con la ayuda de un cepillo es fregar en seco y conseguir retirar los grandes trozos carbonizados y de restos de comida. Con el cepillo junta todo en una esquina para luego poder retirarlo con la ayuda de un recogedor y una aspiradora.

 

Paso 2. Haz una pasta con bicarbonato de sodio. 

En segundo lugar hay que crear una pasta de bicarbonato de sodio, agua y con un chorrito de lavaplatos. Hay que mezclarlo bien hasta que aparezca un puré de patatas. Si el horno es muy grande, quizás hay que hacer una segunda pasta.

 

Paso 3. Utiliza la pasta. 

Con el uso de una esponja, hay que utilizar la pasta prácticamente por todo el horno, tanto el interior como la puerta del mismo. Hay que tener cuidado con las zonas cubiertas, por ello podemos hacer uso de cinta de pintor. Cierra la puerta del horno y déjalo reposar durante toda la noche.

 

 

Paso 4. Limpiar las parrillas. 

No se termina de limpiar el horno si no se limpia lo que hay en su interior. Coge un trapo grande, lavaplatos, y vete a la bañera o a un fregadero grande.

 

Paso 5. Dale un buen baño a las parrillas. 

Es muy fácil, solo hay que colocar la toalla debajo de las parrillas para poder proteger el esmalte de la bañera. Luego coloca las parrillas y cubre con agua muy caliente. Después agrega un buen chorro de lavaplatos con agua caliente.

 

Paso 6. Enjuaga y seca las parrillas. 

Por la mañana, toda la suciedad y restos de las parrillas debería de haberse aflojado bastante, así que ahora toca coger una esponja de cocina y terminar enjuagando y retirando la suciedad. Posteriormente vacía la bañera, y enjuaga bien todo, finalmente seca y ya están listos para introducir en el horno.

 

Paso 7. Momento mágico..

En la misma mañana la pasta de bicarbonato debería de haberse asentado bien durante toda la noche en el horno, ahora solo queda utilizar una botella con vinagre y spray de agua (en partes iguales, utilizarlo sobre todas las superficies del horno y verás donde poco a poco esta mezcla empieza a burbujear y se rompe con lo carbonizado.

Para las zonas más dificiles, emplee vinagre extra, rocía y deja que haga efecto durante 15 minutos.

 

Paso 8. Termina de limpiar la pasta húmeda. 

Ya casi estamos, con el uso de una esponja húmeda, limpia toda la pasta húmeda del horno. Es altamente posible que necesites de pasarla más de una vez, pero te encantará los resultados.

Es posible, y sobretodo si lleva tiempo sin limpiarse que se tenga que utilizar después una nana (esponjita de acero) para ayudar limpiar ciertos puntos, siempre con mucho cuidado de no rayar el horno.

 

Paso 9. Repaso para perfeccionar

Con lo que nos ha costado, más vale dejarlo todo limpito, así que con el uso de una esponja limpia y húmeda, utiliza cualquier residuo del horno para que quede más brillante que nunca.

Para terminar y quitar el olor a vinagre o bien dejas la puerta abierta dejando que se ventile o bien cierras y calientas el horno durante 15 min a 200º.

 

Con todo esto ya tendemos listo el horno para cocinar nuestros platos favoritos. 😍