Claveles

La guía completa

 

Un favorito en el jardín de la casa.  Dianthus es un género de plantas con flores en la familia Caryophyllaceae . De las 300 especies, la mayoría son nativas de Europa y Asia, algunas son indígenas del norte de África, y una especie alpina es nativa de las regiones árticas de América del Norte.

Los claveles se remontan a la antigua Grecia y a la época romana, y su nombre, Dianthus , significa en griego “flor de los dioses“. Los claveles siguen siendo la flor cortada más popular, y mucha gente quiere saber cómo cultivar flores de clavel.

Estas fragantes flores hicieron su debut en los Estados Unidos en 1852, y la gente ha estado aprendiendo a cuidar los claveles desde entonces. Cualquiera puede aprender sobre el cultivo de claveles y disfrutar de las recompensas de tener estas flores en su jardín.

 

Descripción del clavel

Muchas son plantas perennes herbáceas , pero hay algunas anuales y bienales resistentes , e incluso algunas que se clasifican como arbustos enanos.

Presentan hojas estrechas y lineales con un tono azul verdoso que aparecen opuestas entre sí en tallos estrechos.

 

Las flores generalmente están formadas por cinco pétalos, a menudo con un borde con volantes o en zigzag, en tonos de tonos blancos o rojos que van desde el rosa pálido hasta el marrón oscuro. A menudo son de dos tonos.

Con un largo período de floración desde finales de la primavera hasta principios del otoño, su atractivo crecimiento de montículos y hermosas flores se complementan con una embriagadora fragancia de dulzura picante que recuerda a la canela y el clavo.

 

Variedades del clavel

Podemos distinguir cuatro tipos principales de claveles:

– Dianthus caryophyllus o clavel normal: Es el más común y lo puedes encontrar prácticamente de cualquier color. Es muy usado en arreglos florales debido a su versatilidad estética.

– Dianthus barbatus o  o clavel del poeta o clavel chino: las flores se agrupan en ramilletes densos y tienen un tamaño mucho más pequeño que el clavel normal, entre 2 o 3 cm de diámetro, con su característico borde dentado.

– Dianthus deltoides o clavelina: este es un clavel que tapiza el suelo, por eso se usa para rocallas, espacios vacíos, zonas cercanas al estanque, etc.

Cuidados del clavel.

– Suelo. Los claveles necesitan suelos con buen drenaje y que tengan un pH ligeramente alcalino. Aún así, son fáciles de cuidar si el suelo es fértil

– Riego. No necesitan mucha agua, aunque es conveniente aumentar los riegos durante los meses del verano. Lo más importante es evitar que el suelo se encharque, porque el cuello del tallo puede ser atacado por hongos y se puede pudrir. La falta de agua influye negativamente en el crecimiento,calidad y duración de la flor, una vez cortada. Las hojas y flores son más pequeñas y de menor consistencia. Siempre será mejor regar con la caída del sol.

cuidados claveles

– Iluminación. Estos dos factores son muy importantes para que el clavel se desarrolle con calidad y sanidad óptimas. Si hay falta de luz, la brotación es débil, el crecimiento se retrasa y la planta está más sensible a enfermedades. Además de que la iluminación también es clave para la floración en primavera cuando los días son largos. Y cuando los días son cortos, favorece el crecimiento de la planta en sí.

– Temperatura del clavel. Para obtener flores de buena calidad, las temperaturas óptimas están entre 12 y 14 ºC por la noche y entre 20 y 24 ºC de día. Las temperaturas por ebajo de 6ºC pueden hacer que las flores salgan deformadas, con los cálices estallados, y cuando alcanza los 0Cº se dañan las flores con decoloraciones en pétalos. Y obviamente la flor se deprecia.. Los cambios bruscos de temperatura hacen que los cálices revienten.

 

Poda del clavel

Es importante ir cortando las partes de la planta que se vayan marchitando, lo que ocurre con las flores es que la mayoría de la gente comete el error de cortar la flor marchita más cerca de la flor que de la base. Y hay que cortar desde la base, porque si no, el tallo de la flor se seca y acaba siendo una puerta de entrada a hongos y otras enfermedades. Se corta a partir del quinto nudo, que son más o menos cuatro dedos desde la base.

cuidados claveles

Además de que así, obtendremos nuevos tallos más vigorosos. Es lo que se conoce como técnica del pinzamiento. Conforme la planta emite nuevos esquejes, podemos cortarlos con unas tijeras de podar despuntándolos y, o bien los dejamos florecer o podemos volver a despuntarlos.

La floración comenzará a los 5 meses de la plantación, pero si despuntamos la mitad de los brotes, la floración comenzará a los 90 días de la plantación.

 

Propagación del clavel

El clavel se puede propagar a partir de semillas iniciadas en interiores , sembradas directamente en el jardín o cultivadas a partir de esquejes de tallo.

Para plantar desde la semilla, comienza en el interior  de tu casa de 2 a 8 semanas antes de la última helada en su área. Planta en una mezcla de tierra ligera y arcillosa, espolvorea semillas sobre la parte superior y luego cubre con una capa ligera de tierra.

Cubre el recipiente con una campana de cristal o bolsa de plástico para mantener el suelo húmedo y cálido. Una vez que las plántulas tengan 2-3 hojas verdaderas, muévelas a sus propias macetas. Trasplanta al aire libre una vez que tengan 10-13 cm de alto.

cuidados claveles

Para sembrar directamente al aire libre, plantr semillas a una profundidad de 31 mm una vez que haya pasado el peligro de las heladas. Mantén el suelo húmedo, y una vez que tengan 2-3 hojas, adelgaza a una separación de 20 – 30 cm.

Para comenzar con esquejes de tallo, corta varios tallos que no florezcan de la planta madre justo debajo de una unión de hojas.

Recorta las hojas inferiores, dejando 4-5 juegos de hojas en la parte superior del tallo. Sumerge la base en polvo de enraizamiento hormonal y coloca la maceta alrededor del perímetro de un recipiente lleno de tierra para macetas.

Agua, luego coloca en una bolsa de plástico, asegurando la parte superior con una corbata. Ubicalo en un lugar protegido en el jardín que reciba la luz del sol de la mañana, pero fuera del sol de la tarde.

Los esquejes del tallo deben arraigarse en aproximadamente 4-5 semanas. Retira la bola de tierra y separa suavemente los esquejes, luego colocalos en macetas en recipientes individuales.

Debe pasar  el invierno en un lugar protegido que esté protegido de las heladas y las temperaturas de congelación. Planta afuera en primavera una vez que el suelo se caliente.

 

Plagas y enfermedades

Los nuevos cultivares se crían para la resistencia a las enfermedades, y en su mayoría no presentan problemas.

No les gustan los pies mojados o las condiciones húmedas y húmedas. Satisface estas necesidades, y estarán bien preparados para combatir el ataque

Los áfidos a veces se alimentan de los tallos y pueden controlarse fácilmente con un chorro de agua de una manguera , o con mariquitas, que sirven como depredadores naturales.

cuidados claveles

Las moscas de clavel a veces ponen sus huevos en el follaje de los claveles, cavando en las hojas y creando pálidos “túneles”. Plantar con ajo o rociar con un té de ajo eliminará a las moscas y sus larvas.

El óxido puede prevenirse proporcionando una ventilación adecuada. Retira y desecha las hojas infectadas con marcas oxidadas o parduzcas en las hojas, o trata con una aplicación de oxicloruro de cobre. La materia vegetal infectada debe tirarse a la basura, no agregarse a la pila de compost.

El moho polvoriento se forma en las hojas en condiciones cálidas y húmedas. Proporciona ventilación adecuada y destruya las plantas afectadas, o trate con un fungicida de benomilo.

 

Consejos para plantar semillas de clavel.

Todo comienza con la plantación. Aquí hay algunas pautas a tener en cuenta al cultivar claveles en el jardín.

cuidados claveles

 

Consideraciones previas a la siembra

El cuidado adecuado de los claveles comienza incluso antes de plantar tus semillas. Cultivar claveles será mucho más fácil si plantas  las semillas en un área que reciba un mínimo de cuatro a cinco horas de sol al día.

El suelo bien drenado sin mantillo, para una buena circulación de aire, lo ayudará a cultivar plantas de jardín de clavel prósperas.

 

Plantar semillas de clavel en el interior

De seis a ocho semanas antes de que el área esté libre de heladas, puedes comenzar tus semillas de clavel en interiores. Aprender a cultivar flores de clavel de esta manera es fácil y promoverá la floración en el primer año para que pueda disfrutar de los frutos de tu trabajo cuidando los claveles.

Elige un recipiente con orificios de drenaje, llenando el recipiente dentro de 2.5 a 5 cm. Desde la parte superior con tierra para macetas, espolvorea las semillas en la parte superior del suelo y cúbrelas ligeramente.

Riega hasta que el suelo esté húmedo y luego envuelve el recipiente en una bolsa de plástico transparente para crear un efecto invernadero. Los claveles asomarán por el suelo en dos o tres días. Mueve las plántulas a sus propias macetas una vez que tengan dos o tres hojas, y trasplanta al aire libre una vez que alcancen una altura de 10 a 12.5 cm y el lugar esté libre de riesgo de heladas.

 

Plantar semillas de claveles al aire libre

Hay gente que prefiere cultivar flores de clavel al aire libre después de que haya pasado la amenaza de las heladas. Aprender a plantar y cuidar los claveles en un jardín al aire libre es similar a cultivar claveles en el interior, pero es poco probable que tus plantas florezcan el primer año cuando las semillas se siembren al aire libre.

Comienza a plantar semillas de clavel al aire libre sembrándolas en un suelo profundo de 3 mm que drene bien. Mantén  la tierra de tu jardín o contenedor húmeda hasta que crezcan las plántulas. Una vez que tus plántulas prosperen, alinealas para que las plantas pequeñas estén separadas entre 25 a 30 cm.

Cómo conservar más tiempo las flores del clavel

Te ofrecemos consejos para que tus claveles duren más tiempo decorando tu casa.

  1. Si te han regalado un ramo o tú te has dado el capricho, lo normal es que en la floristería te lo entreguen con algún plástico de adorno. Para empezar, no dejes el plástico con las flores cuando las metas en el jarrón.
  2. Si las has cortado tú de tu propio jardín, ten la precaución de hacerlo a perimera hora de la mañana. De esa manera las flores estarán más turgentes.
  3. El agua en el jarrón debe estar limpia, no tener restos de cloro y de ser posible. añadirle un conservante de flores cortadas. Esto es para que el agua esté libre de bacterias y algas que pueden aprovechar la zona de corte del tallo para expandirse, lo que acorta considerablemente la vida de las flores.
  4. Cambia el agua todos los días. Esto es porque parte del agua que le pones al jarrón se evaporta mediante la transpiración de la planta, además de que como es flor cortada  absorbe el agua por el tallo. Si no todos los días, hazlo cada 2 días.
  5. Corta en bisel las bases de los tallos de medio a un centímetro cada vez que cambies el agua,así favorecerás la absorción aumentando con el corte en bisel su superficie. Además así evitamos que el tallo llegue recto al fondo del jarrón y se obstruya la toma de agua.
  6. Es mejor que coloques el ramo en un lugar que tenga buena iluminación pero que no le dé el sol directo. Y tampoco en zonas donde corra el aire, como por ejemplo, cerca de aires acondicionados, puertas que den al exterior, etc.

De esta manera, podrás disfrutar de tus flores de clavel mucho más tiempo, al fin y al cabo, cuanto más frescas estén, más bonias.

cuidados claveles

Esperamos que te hayan gustado estos consejos y que el artículo te sea una buena guía.