ciclamen cuidados

Ciclamen

Cyclamen persicum

 

El ciclamen es una maravillosa planta  perenne de la familia Primulaceae cuya  floración  es invernal . Es  de uso popular durante las vacaciones de invierno y a menudo se la puede ver en jardineras y parterres públicos. Pero el cuidado de las plantas de ciclamen en interiores es diferente al de otras plantas de interior.

Desafortunadamente, la mayoría de las personas tiran su ciclamen una vez que ha terminado de florecer porque la planta entrará en su estado de latencia normal, y la gente piensa que está muriendo o que la mataron.

Pero, con el cuidado adecuado del ciclamen, puedes mantener tu planta durante años y hacer que florezca una y otra vez.

 

Variedades del ciclamen

Hay más de 600 variedades de estas plantas. Puedes encontrarla en cuatro tamaños; grande, mini, midi y normales. Incluso las hay con flores rizadas y redondeadas.

ciclamen cuidados

Cualquiera que sea la variedad que elijas, no puedes equivocarte. Todas ellas tienen grandes flores brillantes que parecen flotar sobre el hermoso follaje en forma de corazón. Y están en muchísimos colores

 

Temporada de cultivo de plantas de ciclamen

Las plantas de ciclamen tienen una estación de crecimiento opuesta a la mayoría de las plantas de interior. Dado que son una planta de floración invernal, significa que crecen y florecen durante los meses más fríos del invierno, y quedan inactivos durante el calor del verano.

Es por eso que son plantas de regalo tan populares durante las vacaciones y durante todo el invierno. Esto es perfecto para los que vivan  en un clima frío, porque las plantas de ciclamen florecen justo cuando más las necesitan, ¡durante los oscuros y sombríos meses de invierno!

Cuidar el ciclamen en interiores no es difícil, pero dado que la temporada de crecimiento es opuesta, es muy diferente a otras plantas de interior.

Cuidados básicos del ciclamen.

El mayor error que comete la gente con el cuidado de las plantas de ciclamen es tratar de forzar a su planta a crecer durante todo el año. La mayoría de las personas no se dan cuenta de que las plantas de ciclamen necesitan un período de descanso o latencia para sobrevivir.

ciclamen cuidados

Cuando la planta comienza a dormirse, las hojas comenzarán a ponerse amarillas y morirán, y esto es completamente normal.

Pero la mayoría de la gente piensa que están haciendo algo mal, por lo que intentan salvar la planta dándole más agua o luz o calor … y con eso al final la matan.

 

Tolerancia a la temperatura y ubicación del ciclamen

Las plantas de interior de Ciclamen son súper quisquillosas con la temperatura, y si se calientan demasiado, forzarán una latencia temprana.

Les gusta mantenerse frescos, pero no son resistentes a las heladas. Es mejor mantener las plantas de ciclamen de interior creciendo en una habitación donde la temperatura se mantenga entre 10 y 21 ºC. Cuanto más frescas se mantengan, estas plantas,  más durarán las flores también.

También son muy sensibles a las corrientes de aire, por lo tanto, evita el aire con corrientes de aire caliente o frío (como las salidas de calor o las ventanas con corrientes de aire).

ciclamen cuidados

Proporcionar las condiciones ideales para el cultivo de ciclamen es bastante fácil durante el invierno, simplemente colócalas en la habitación más fresca de tu casa. Pero, de nuevo, asegúrate de que se mantengan alejadas de cualquier fuente de calor (chimeneas, chimeneas, calefactores, etc.).

Riego del ciclamen

El riego de ciclamen es un poco diferente a la mayoría de las plantas de interior. Al igual que las violetas africanas, a las plantas de ciclamen no les gusta mojar sus hojas y tallos. Por lo tanto, es mejor regar una planta de ciclamen desde abajo en lugar de desde arriba.

Para regar las plantas con agua, llena la bandeja de la planta o la maceta con agua, y permite que la planta absorba el agua a través de los agujeros en el fondo de la maceta.

Una vez que la tierra esté húmeda, desecha el agua que quede en la bandeja y permite que el exceso de agua se drene por completo de la maceta. Pero nunca permitas que la planta se asiente en el agua durante un período prolongado de tiempo.

A las plantas de ciclamen les gusta que su suelo se mantenga uniformemente húmedo durante su período de crecimiento activo. ¡Pero ten cuidado, el exceso de riego constante es un asesino de ciclamen!

Permite que tu ciclamen se seque ligeramente entre riegos, pero no que se seque por completo o que permanezca seco por mucho tiempo. Revisa el suelo cada vez que riegues, y  riega la planta  solo si el suelo está seco.

Si no estás seguro de cómo mantener el suelo adecuadamente regado, te recomiendo obtener un medidor de humedad del suelo para ayudarte. El uso de una maceta de violeta africana sería perfecto para cultivar plantas de ciclamen y sería de gran ayuda para proteger contra el riego excesivo.

Iluminación del ciclamen

Las plantas de ciclamen les gusta la luz brillante, pero no el sol directo, es demasiado intenso para ellas. En la casa estará bien si la colocas en una habitación bien iluminada, al Oeste o al Este pegada a una ventana.

 

Plantando plantas de ciclamen

Si ves que la maceta de ciclamen apenas sostiene su peso o claramente está la planta sobrepasándola, es momento de trasplantar. El mejor momento para trasplantar las plantas de ciclamen es mientras la planta está inactiva.

El suelo para macetas de uso general generalmente funcionará bien para plantar ciclamen. Una mezcla de macetas de violeta africana también funcionaría muy bien para cultivar ciclamen en macetas.

ciclamen cuidados

Pero si sueles regar por inmersión o  el suelo se seca demasiado rápido, te recomiendo agregar un poco de turba o vermiculita para ayudar al suelo a retener la humedad.

Asegúrate de plantar tu ciclamen en la maceta nueva a la misma profundidad que estaba creciendo en la maceta vieja. No entierres los tubérculos de ciclamen demasiado profundo, deben mantenerse ligeramente por encima de la línea del suelo.

 

 

Qué fertilizante usar para el ciclamen

Puedes alimentar tu planta de interior de ciclamen con una media dosis débil de fertilizante líquido cada 2-4 semanas mientras crece y florece activamente. Deja de fertilizar una vez que las flores comiencen a desvanecerse, y nunca lo fertilices cuando esté inactivo.

Cuando saques tu ciclamen de la latencia, puedes comenzar a fertilizar otra vez. Una buena regla general es alimentar la planta mientras tenga hojas en crecimiento.

ciclamen cuidados

Recomiendo usar un fertilizante de compost orgánico, que puedes obtener en forma líquida o comprar bolsas de té de compost y preparar la tuya.

Un fertilizante orgánico para plantas de violeta africana o un fertilizante para plantas de interior de uso general también funcionaría muy bien para fertilizar ciclamen.

 

Floración del ciclamen y latencia

En la naturaleza, las plantas de ciclamen florecen durante el invierno y quedan completamente inactivas durante el verano. Las plantas de interior de ciclamen siguen un patrón similar y se pondrán inactivas poco después de florecer.

Después de que las flores se desvanezcan, las hojas comenzarán a ponerse amarillas y se caerán. Finalmente, la planta morirá hasta el suelo, y oficialmente comenzará su latencia.

Cuando esto sucede, la mayoría de la gente piensa que la planta está muerta, por lo que la tirarán. Pero al igual que una amarilis, las plantas de ciclamen necesitan este período inactivo para florecer nuevamente.

¡Así que no la tires! Con el cuidado adecuado de las plantas de ciclamen durante la latencia, ¡podrás hacer que tu planta vuelva a florecer año tras año!, En el siguiente apartado te cuento lo que puedes hacer.

Qué hacer con los ciclamen tras la floración

Una vez que las hojas comienzan a ponerse amarillas y las flores comienzan a desvanecerse, es hora de preparar tu ciclamen para la latencia. Siga estos consejos de cultivo de ciclamen para ayudar a su planta durante la latencia y lograr que vuelva a florecer el próximo año.

Una vez que las hojas comiencen a ponerse amarillas, deje de regar la planta y permita que todas las hojas mueran.

Retira las hojas muertas y coloca la maceta en un lugar fresco y oscuro durante 2-3 meses.

Permite que el suelo se seque por completo y no riegues la planta durante su latencia.

Después de 2-3 meses, saca la planta de la latencia dándole un buen trago de agua, asegúrate de remojar la tierra y permite que todo el exceso de agua se drene.

ciclamen cuidados

Espera hasta que veas un nuevo crecimiento antes de volver a regar la planta. Una vez que comiences a ver nuevas hojas que crecen en el suelo, puedes comenzar a regarla y fertilizarla regularmente.

Poco después de que crezcan las hojas, la planta comenzará a florecer.

Puedes almacenar tus plantas de ciclamen inactivas afuera durante el verano en un lugar sombreado donde se mantendrán secas si lo prefieres, pero asegúrate de moverlas nuevamente dentro de antes de que bajen de 21 ºC.

 

Métodos de propagación del ciclamen

Las plantas de ciclamen se pueden propagar fácilmente dividiendo los tubérculos de ciclamen y colocando en macetas cada uno en su propio contenedor. Cada tubérculo individual crecerá en una nueva planta.

También se pueden cultivar a partir de semillas, pero puede pasar un año más o menos antes de que las plántulas de ciclamen comiencen a florecer, por lo que este método de propagación es definitivamente mucho más lento.

 

Plagas y enfermedades en el ciclamen

ENFERMEDADES

–  Clorosis. Puede ser debido al exceso de cal en la tierra o al riego con aguas calizas. Usa abonos ácidos y quelatos de hierro.

– Oidio. Manchas en forma de polvillo blanco. Se combate con un fungicida antioidio. Grandes manchas marrones oscuras y dichas hojas terminan por secarse. El hongo causante es del género Phyllosticta.

– Bacteriosis. Es una enfermedad originada por la bacteria Erwinia carotovora. Los síntomas son: las hojas viejas se marchitan y caen, las nuevas se reblandecen y acaban por pudrirse. El centro del bulbo se pudre. Destruir las plantas enfermas y desinfectar la tierra.

–  Antracnosis. El hongo Gloeosporium cyclaminis produce manchas o zonas podridas marrones en los peciolos de las hojas y, frecuentemente, en los pedúnculos florales.. Cuando el ataque afecta al ápice de dichos pedúnculos da lugar a la caída de la flor, quedando el pedúnculo reducido a un apéndice seco y encorvado en su extremo.

Son eficaces los tratamientos con zineb.

–  Botrytis. En los peciolos de las hojas y en los pedúnculos de las flores se puede desarrollar un moho de color ceniciento llamado Botrytis cinerea. En los pétalos de las flores pueden presentarse manchas del mismo color.. Evita mojar las plantas al regar. Arranca y destruye las hojas en cuanto observes las primeras manchas del moho.

Las pulverizaciones también pueden contribuir a evitar la propagación del hongo.

–  Fusariosis. Amarilleo, marchitez y desecación de las hojas, flores y capullos. Toda la planta se marchita y muere por alteración de la zona del cuello, donde suele desarrollarse un moho blanco-rosado, que es el hongo Fusarium oxysporum.. Evita el exceso de materia orgánica y corrige la acidez de la tierra con cal.

– Golpe de calor. El ambiente seco y caluroso puede marchitar al Ciclamen, las hojas amarillear y secarse.. En terrazas, proteger las plantas contra los vientos secos.

– Podredumbre del cormo. Hay varios hongos como Pythium y Rhizoctonia que pueden pudrir las raíces y el cormo del Ciclamen; como consecuencia, las hojas se secan y arrugan.

ciclamen cuidados

PLAGAS

– Trips. Las hojas toman un color rojizo y presentan mal aspecto a causa de las picaduras y de los numerosos puntitos negros, que son las deyecciones de estos insectos. Contra esto, en el mercado hay insecticidas específicos.

– Ácaros. Los ácaros Steneotarsonemus palidus producen con sus picaduras la deformación de las hojas jóvenes y de los botones de flor, pudiendo llegar a comprometer la floración. La solución la tienes en acaricidas.

– Gorgojos. El Otiorrhynchus rugosostriatus es un escarabajo que muerde las hojas por los bordes. Los adultos son negros o marrón oscuro y miden 7 milímetros de largo. Sus larvas viven en tierra royendo las raíces, así como el bulbo tuberoso. En cuanto se adviertan las primeras hojas roídas por los bordes pulverizar con malation u otros fosforados. Debe repetirse la pulverización si se observan nuevas mordeduras, hasta asegurarse de que no quedan larvas sin transformar.

– Orugas. Se las  debe combatir cuando todavía son pequeñas. Gusanos grises, Rosquillas roen el tallo a nivel del cuello, a ras del suelo. Pueden combatirse con cebos.

– Nemátodos. Los Nematodos del género Meloidogyne se les puede combatir eficazmente con nematicidas.

 

Solución de problemas comunes de cuidado de plantas de ciclamen

– Hojas amarillas de ciclamen:

Es bastante frecuente que las hojas se pongan amarillas y los tallos se pudran al poco de comprarlos. ¿Por qué pasa esto?

1- Se compra en plena floración, en otoño-invierno, procedente de un invernadero frío, es decir, sin calefacción. Si la planta acaba dentro de la casa y se pone la calefacción, las hojas amarillean y se caen.

2- Porque se riega mojando las hojas. No. hay que regarla desde abajo, echando agua en su platito.

3- Las hojas amarillas en una planta de ciclamen que acaba de terminar de florecer es una señal de que la planta está entrando en su período de latencia, ¡y es totalmente normal!

Flores de ciclamen caídas: las hojas y flores de ciclamen caídas generalmente son causadas por un riego inadecuado. Verifica el nivel del suelo para asegurarte de que no esté demasiado húmedo o demasiado seco. Consulta la sección anterior para aprender a regar las plantas de ciclamen.

– Las hojas de ciclamen se ven sucias y deformadas: si las hojas o las flores parecen sucias o descoloridas, observa más de cerca la planta. Revisa la parte inferior de las hojas en busca de signos de ácaros, puedes notar su tejido antes de ver cualquier error (los ácaros son muy pequeños).

A tener muy en cuenta si tienes niños o mascotas

Una pregunta común que me hacen sobre ellas es: “¿es venenosa una planta de ciclamen?”. La respuesta corta es sí. Las plantas de ciclamen pueden ser tóxicas para gatos, perros y humanos.

Por lo tanto, si tienes bebés o niños pequeños corriendo, es mejor mantenerla fuera de su  alcance.