carbon neutral 2
Sin categoría

Carbón Neutral. Todo lo que necesitas saber.

En los últimos años se ha incrementado la preocupación por los daños al medioambiente y sus consecuencias. Esto se debe a la concientización que las organizaciones ambientales han estado haciendo, y a que las consecuencias empiezan a ser palpables e irreparables. Por ejemplo, los cambios climáticos que estamos sufriendo.

Algunas compañías como Apple están comenzando a hacer cambios en sus políticas y se han puesto manos a la obra para compensar los daños que puedan estar causando al medio ambiente.

Pero, ¿cómo pueden ayudar a disminuir la huella de carbono? ¿Es reparable el daño causado?

Para disminuir la huella de carbono o evitar hacerla, la persona o empresa se debe convertir en algo llamado “carbón neutral”. Al convertirse, puede evitar contribuir con la contaminación al medioambiente y sus consecuencias.

¿Qué es el carbón neutral?

Ser carbón neutral significa que un individuo, empresa o nación, produce la misma cantidad de dióxido de carbono que lo que retribuye o compensa a la atmósfera. Es decir, trata de aminorar los daños en el ecosistema compensando la cantidad de dióxido de carbono que arroja al ambiente.

Este tipo de previsiones o medidas ambientales son importantes ya que pueden ayudar de forma considerable al daño que le hemos causado como sociedad al medio ambiente. Hasta el punto que puede detener los efectos del cambio climático que estamos viviendo hoy en día.

Esto se debe a que el dióxido de carbono es el responsable de dos tercios de los gases de efecto invernadero. Es decir, su disminución es bastante significativa.

carbon neutral 10(1)

¿Cuánto dióxido de carbono produce una persona?

Si interactúas en nuestra sociedad y no usas energía renovable, probablemente eres uno de los responsables de la producción de dióxido de carbono. Esto se debe a que la electricidad, los productos que compramos, los carros que usan gasolina, y prácticamente todo lo que usamos, produce o ha contribuido en la producción de dióxido de carbono.

Es por esta razón que todos somos responsables de los daños ambientales y, por lo tanto, todos debemos colaborar a reducir su impacto. Si te estás preguntando, ¿cómo puedo compensar este daño? La respuesta es muy fácil, tomando las medidas necesarias para compensar el daño que causas.

Lo primero que debes tomar en cuenta para que tu colaboración sea realmente efectiva, es que debes compensar la misma cantidad o una proporción mayor de carbono a comparación del dióxido de carbono que produces tú o tu empresa. Para esto, debes saber de cuánto es tu huella de carbono en el medio ambiente. Esto lo puedes sacar fácilmente con la ayuda de una calculadora online.

Según el número que tengas, deberás calcular la cantidad de compensaciones que harás para convertirte en carbón neutral.

Compensaciones para ser carbón neutral

Si eres de los que piensa que hacer una compensación de carbono es realmente costoso y complicado, estás equivocado.

No todas las compensaciones para ser carbón neutral son hacer aportes económicos, algunas pueden ser simplemente cambiar algo de tu rutina o estilo de vida. A continuación, te dejamos varios tipos de compensaciones que puedes hacer:

  • Usar calefacción eólica, solar o geotérmica.
  • Usar paneles solares.
  • Comprar créditos de carbono.
  • Usar vehículos que utilicen energía renovable y alternativa.
  • Caminar o andar en bicicleta para disminuir el uso de transportes que produzcan dióxido de carbono.
  • Invertir o participar en proyectos de compensación de carbono: restauración forestal, humedades, la gestión de tierras agrícolas, entre otros.

¿Cómo sé que realmente estoy haciendo una compensación verificada?

Si quieres invertir en una compensación y ser carbón neutral, debes saber que hay muchas organizaciones y proyectos falsos que no contribuyen de forma responsable con el medioambiente. Así que, antes de invertir tu dinero en una organización, debes verificar si su aporte está validado por las entidades responsables.

Una de las formas más fáciles de saber esto, es revisar si el proyecto u organización cumple con todas las características establecidas por La Agencia de Protección Ambiental (EPA):

  • Real: la reducción debe ser cuantificable.
  • Permanente: la reducción de emisiones debe ser consistente y no temporal.
  • Adicional: la reducción no hubiese ocurrido de otra forma si no se hiciese esta compensación.
  • Verificable: la compensación debe ser monitoreada para ser un proyecto legítimo.
  • Aplicable: debe respetar todas las leyes para apoyar la reducción de emisiones.

También, puedes entrar en las listas de compensaciones aprobadas y previamente verificadas, por ejemplo, esta lista de Gold Standard.

Publicaciones Similares