Baño | DIY - Hazlo tu mismo

Cambiar el plato de ducha (Vídeo + Explicación)

¿Quieres hacer un cambio radical en tu baño por falta de espacio? definitivamente debes hacer una reforma y cambiar la bañera por plato de ducha, si te apasiona el bricolaje te indicamos cuáles son los pasos a seguir, sigue leyendo y no te pierdas todos los consejos que tenemos para ti.

Realizar este cambio implica un gran trabajo de obra, pero verás la recompensa disfrutando de una serie de ventajas que notarás desde el primer momento, comenzando por la amplitud del espacio, porque a nadie le gusta sentirse encerrado en el baño. Además, podrás colocar muebles auxiliares, lo que se traduce en comodidad.

No te vamos a mentir, para realizar este trabajo es necesario que tengas al menos nociones básicas de albañilería y fontanería. Pero, si no tienes idea sobre estos temas, lo más recomendable es que contrates los servicios de un profesional.

Sin embargo, aquí podrás informarte de los tipos de platos de ducha que hay y alguna que otra cosita que te podría servir a la hora de elegir un plato de ducha y otras ideas de inspiración para realizar cambios en el diseño de tu cuarto de baño.

plato de ducha moderno azul

Tipos de platos de ducha

En el mercado podrás hallar gran variedad en platos de ducha, conoce sus tipos aquí.

Según su material:

  • Platos de ducha de resina: este tipo de platos de ducha son los más usados en la actualidad, tienen una textura natural, son resistentes, ligeros, y como la seguridad es lo primero son antideslizantes. Además, algunas tiendas te ofrecen la oportunidad de personalizarlo.
  • Platos de ducha de piedra: este tipo de platos los puedes encontrar en granito, cuarcita, o mármol, aunque también los hay de resina recubiertos con pizarra artificial. Aunque estos platos de ducha presentan irregularidades en cuanto a su textura (precisamente por ser de piedra) esto es lo que más atrae de ellos, ya que la sensación es muy natural, son antideslizantes y perdurables en el tiempo.
  • Platos de ducha cerámicos: se caracterizan por su resistencia a productos de limpieza y su durabilidad, además se trata de los más económicos del mercado. El inconveniente que presentan es que son más pesados, y complicados a la hora de instalarlos, un dato importante si te decides por este tipo de plato de ducha, es que te fijes en que presente cierta rugosidad para evitar accidentes (su nivel de anti deslizamiento es medio).

Según su forma:

  • Platos de ducha cuadrados: presentan diferentes acabados y medidas, están hechos de resina, piedra natural, acrílico y porcelánico.
  • Platos de ducha curvos: los hay en diferentes acabados y materiales. Es un ¼ de círculo en curva  Roca e Italiana.
  • Platos de ducha rectangulares: presentan varios tipos de acabados, y dependiendo del material en que lo elijas (resina, acrílico o porcelánico) serán sus medidas.

Materiales

  • Plato de ducha
  • Mortero
  • Mortero de juntas
  • Silicona de sellado
  • Válvula de desagüe

Herramientas

  • Metro
  • Pistola para silicona
  • Destornilladores
  • Nivel de burbuja
  • Lápiz
  • Guantes

Paso a paso

  • Elige el plato de ducha de acuerdo a tus necesidades y espacio disponible en el cuarto de baño, para esto debes tener en cuenta las dimensiones (largo x ancho) tanto del plato como del espacio en el baño.
  • Una vez elegido el plato de ducha, comprueba el nivel del suelo (donde se colocará el plato) con el nivel de burbuja. La nivelación debe ser perfecta y de esta manera asegurar la correcta colocación del plato.
  • Es necesario corregir la toma del desagüe, la cual se conectará al plato mediante la válvula, toma en cuenta que el plato ya tiene un desnivel hacia el desagüe de 1,5 cm.
  • Conecta la válvula, coloca el anillo de cierre roscado y la junta de asiento en el tubo de PVC de evacuación (es indistinto que sea rígido o flexible). Aproxima la válvula al tubo entrando todo lo posible en la salida de la válvula, no hace falta encolar. Ahora debes enroscar el anillo a la salida de la válvula.
  • Una vez hecho lo anterior comprueba que no haya fugas.
  • Llegados a este punto se debe preparar la superficie para la colocación del plato, con una base lisa de mortero o cemento a nivel, luego debes extenderla bien con la llana.
  • Coloca el plato de ducha, sobre la base con ayuda de otra persona. Luego de colocarlo, comprueba el nivel y ajustalo de manera que quede perfecto.
  • Coloca la válvula, pero antes de esto primero coloca la junta de estanqueidad, seguidamente la pieza de apriete de la válvula. Este punto puede variar según los consejos de instalación del fabricante. Fija la brida superior con los tornillos e instale el embellecedor.
  • Tape las juntas colocando un cordón de silicona con la pistola, en las juntas entre el plato y las paredes. La junta no debe ser de más de 1 cm.
plato de ducha moderno
Ver 10 platos de ducha modernos 🚿

Publicaciones Similares