Jardín

Acidancera. Características, tipos y cuidados

acidantera 1

Este género, que comprende un número muy reducido de especies, es originario en la mayoría de ellas, de Africa del Sur, Etiopía, y de trópicos

La Acidantera pertenece al grupo de plantas que denominamos bulbosas. En el caso concreto de esta planta, no se trata verdaderamente de un bulbo sino de un cormo, nombre científico con el que se conoce este tipo de órgano subterráneo. El cormo es la base de un tallo, aplanada y engrosada, y a medida que se va agotando, a lo largo de toda la vida de la planta, se va formando otro de reemplazo por debajo del primitivo. Es un órgano subterráneo de reserva. Hay varias y conocidas plantas que poseen cormo; entre las más destacadas: el Azafrán o Crocus, y el Gladiolo.

Los cormos, en regiones cálidas pueden permanecer durante varios años en el mismo lugar sin necesidad de arrancarlos cada temporada, pero si la zona es de clima frío, y hay riesgo de fuertes heladas, hay que desenterrarlos cada otoño, antes de los grandes fríos.

La Acidantera reúne varias cualidades que la hacen imprescindible en un jardín: sus flores son muy bonitas, fragantes y aparecen en otoño, cuando en el jardín ya casi no hay flores de otras bulbosas.

Tiene hojas largas, lineales ensiformes, que pueden llegar a medir hasta 50 cm. Las flores son tubuladas, y están reunidas en espigas con 3 o 6 flores.

acidantera 2

Características

  • ☘️ Cuidados. Sencillo.
  • ↕️ Altura. Entr 70 y 90 cm.
  • 🌸 Flor. A finales de verano y principios de otoño.
  • ☀️ Luz. Pleno sol.
  • ↔️ Expansión. Entre 30 y 40 cm.
  • 💧Humedad. Moderada
  • 💲Precio. Bajo.

acidantera 3

Cuidados

Todas las plantas bulbosas requieren suelos frescos, profundos, con buen drenaje y bien abonados. El abono, sin embargo, no debe ser nunca estiércol fresco, porque puede producir podredumbres en los bulbos. Es mejor añadir otro tipo de abono natural como puede ser la harina de hueso, o sangre desecada. Si se añade estiércol, éste debe ser muy viejo y fermentado.

En el momento de la plantación, es recomendable espolvorear el cormo con algún producto fitosanitario fungicida, para evitar que los hongos pueden atacarlo. Una vez las plantas brotadas, mantener la tierra libre de malas hierbas, y efectuar una labor superficial, para remover la tierra. Junto con esta labor, incorporar un poco de abo no, para favorecer la floración y la posterior recuperación del cormo.

Terminada la floración, no arrancar rápidamente los cormos, si esta operación es nesaria, sino esperar a que la parte aérea esté totalmente seca. Con esto, la planta almacenará nuevas reservas para la próxima temporada.

Si hay que despejar la zona para realizar nuevas plantaciones, es bueno arrancar las plantas y volverlas a plantar en un rincón del jardín que no lo afeen en su contorno y que estén aisladas de otras.

Multiplicación

Cada cormo produce otras más pequeños. Recogerlos y plantarlos en años sucesivos hasta que alcancen el tamaño y la edad adecuada para florecer.

 

Tipos

  • Acidantera bicolor murielae. Posee hojas lanceoladas y flores estrelladas blancas con mancha marrón en el interior. Miden unos 5 cm de envergadura y recuerdan a una mariposa o una orquídea. Tiene un olor intenso. De 70 a 90 cm de altura. Debe plantarse en zonas cálidas y soleadas, o en invernadero. Se planta a principios de primavera a una profundidad de unos 10 cm. Florece a finales de verano.

acidantera 4

  • Acidantera oequinoctialis. Florence en blanco con mancha central violeta.

acidantera 5

 

Problemas

Las plantas bulbosas, se ven preferentemente atacadas por hongos: fusariosis, moho boltritis. Es aconsejable plantar en suelos muy sanos o desinfectados. En el momento de plantar, tratar los bulbos con productos fungicidas.

En cuanto a insectos, pueden ser atacadas por pulgones, trips y ácaros.

 

Vídeo recomendado

Publicaciones Similares